Masajes

masajes_rivas

Tenemos esa falsa impresión de que un masaje para que sea efectivo tiene que doler.

Nada más lejos de la realidad, un músculo bien trabajado tiende a relajarse, el paciente se siente cómodo y se va creando una relación de confianza entre paciente y terapeuta que genera seguridad. Con calma y respetando siempre el grado de dolor los resultados son más satisfactorios. Aplicamos el tratamiento más adecuado para cada persona, masaje más físico o más energético pero siempre desde un enfoque terapéutico global.

Animaros, no hay excusas ni temores. Os trataremos siempre con cariño y profesionalidad.

No se admiten más comentarios